martes, 23 de febrero de 2016

NEUROPATIA DEL ALMA

Hoy volví a escribir, quizás porque ya no podía con tanto amor, odio, dolor y felicidad que cargo en el alma. y creo que ya no recuerdo como hacerlo, lo voy hacer para ser... simplemente yo
Sigo aquí viviendo a través de una máquina, las condiciones han cambiado pero para mejorar las de mi vida, las del tratamiento en detrimento la demanda vuelve a lo exclusivo más público de lo privado que debería ser.
Pero un día de esos que me voy al tratamiento, me encuentro con un compañero de esos que es del mundo rosa, y que trata de alentar a todo el mundo, es psicólogo y supongo que ponerse a la ordenes de los demás en cuanto a su pleito con la vida por compartir su vida con una maquina impuesta, para que liberen sus almas, platiquen, y se pone como ejemplo de vida.
Yo ya lo he dicho no creo en los psicólogos, quizás porque he crecido pensando que ellos estudian eso para comprenderse, quizás sea porque tuve la mala experiencia con uno, pero ese no es el tema, entonces escéptica a su actitud de todos felices y contentos en hemodiálisis evitaba hablar con él. Creo que muchas veces uno deja de sentir no estoy segura que sea intencional, solo se trata de pensar en que te valga tu alrededor y la concha en la que te metiste nadie permita penetrar con sus problemas
Regresando a este señor, quien además sabia de todo un poco y eso no me molestaba pero me volvía mas indiferente, los últimos días lo he visto salir cuando yo entro a la hemodiálisis o muchas veces llego cansada y solo me duermo, pero empecé a ver que andaba bastón, no le pregunte nada, porque a veces uno peca de imprudente diciendo por Dios que le paso y quizás el que esta jodido no quiere hablar.
Pero esta semana, entro a la hemodiálisis y me dejan a diez centímetros de él  y lo salude y continúe acomodándonos mis cosas, pero tenía en su abdomen un pan que se iba a comer y de repente me dijo ayúdame hija,
Volví a ver y me percato que no se podía mover, que sus manos intentaban moverse pero no lo lograba que sus dedos no respondían y me pudrió el alma, así como que metieron una aguja que punzo mi corazón, que me despertó y mis ojos entristecieron.
Rápidamente destape su empanada de pollo, y le dije, le pongo una servilleta, era porque aún no me conectaban, y me agradeció y me dijo estoy mal, le hice la pregunta tonta que hace uno como paciente en ese momento y que le paso, a lo que el respondió me ha jodido la neuritis y empezó con las piernas y luego me desperté un día sin poderme mover, estuve ingresado pero he tenido mejoría, yo muda, muerta en llanto en el interior, porque mi mente comparaba su entusiasmo con lo que estaba viendo y pese a que era más lejana a él me dolía.
Me conectaron y al menos yo tenía cuatro horas para ver lo que a él le pasaba, y quería poderle ayudar pero amarrada en la maquina no iba a poder, tenía sed y le pidió a la enfermera ayuda y le pidió un café, la enfermera de esas tipo ángeles en peligro de extensión con suavidad le empezó a dar el café, y el bebía como has pasado horas en el calor sin tomar agua y lo que te cae es como un elixir, claro esa sensación que solo un renal ha sentido, donde no quieres dejar de tomar el líquido porque necesitas saciar tu sed.
Él quería hablar, y esta vez no me dormí, porque deje que me contara todo lo que le había pasado en el hospital en su ingreso, cual es el tratamiento que le habían dado y que en dos meses él ya iba estar súper bien, a mí solo me hizo pensar que la neuritis no le había inmovilizado el corazón porque ese quería seguir latiendo y más fuerte.
Él tiene un hijo y le dolía, me conto que no pudo entrar a verlo, por procedimiento de los vigilantes, y que lo que más lo ponía triste es que su iónico nieto el cual es la luz de sus ojos, estaba desesperado porque su tata no quería jugar con él y no se tiraba al suelo a vivir las aventuras que él quería vivir con él.
Yo solo le pude decir, hay que seguir al pie de la letra las indicaciones del médico, y pues el medicamento s fuerte, al principio de la enfermedad yo tuve eso, pero con movimientos involuntarios y el medicamento me andaba por el mundo medio mareada, y dormida.
Antes de concluir su tratamiento, porque el salió antes, me dijo es terrible depender de los demás cuando Ud. se vuelve un estorbo, es más difícil este paquete que tenemos, pero a mí me espera mi nieto, y sé que en unos meses estaré bien me sonrió con sus ojos verdes, su piel morena, pero sentí que su alma estaba cansada.
Es difícil, cada persona tiene su propia cruz, su propia carga, que puede ser tan sencilla como ser gordita, pasada de peso, o muy delgada, en fin cada quien tiene algo que no está bien y que le causa tristeza, dolor o desesperanza, es regla de la vida, nada puede ser perfecto, el psicólogo de hemodiálisis, esta vez no podía autoanalizarse porque todo lo que estaba a la vista era una realidad terriblemente mala y que no podría más que sentir su corazón latir que le decía esta lucha empieza, la superaremos, pero el alma estaba cansada, el espíritu se notaba derrotado apenado, a todos nos pasa.

Los problemas no agobian, unos pueden ser pequeños e ínfimos y otros tantos que no caben en el cuarto y no atormentan a diario, pero a veces necesitamos que la vida nos recuerde que dejar de sentir no es bueno, porque perdemos nuestra esencia, que no todo se puede controlar y cuando eso pasa, la paciencia y la esperanza deben anidarse en nosotros, muchas veces hay una, pero no está la otra, a veces hay que creer en hadas mágicas para que los cuentos se conviertan en realidad o al menos nos permita vivir la felicidad de respirar.

viernes, 3 de abril de 2015

Dios no es un Dios de sacrificio


Pues eso trato de creer, se podría imaginar los sacrificios que debería hacer la humanidad para agradecerle sacrificar a su hijo para que muriera por ud o por mi

Alguien me dijo, si quieres algo sacrifica algo, lo pensé más de una vez, pero si una dieta cuesta hacerla no digamos decir no voy a mentir o no pecare para que Dios me cumpla su promesa

El (Dios) no ha hecho promesas de cumplirlos nuestros deseos o nuestros milagros, si fuese por sacrificio que te proporciona el bien o el mal, imaginármelo seria un caos la sociedad misma, matariamos aves, terneros, animales puros pq le pediríamos Dios manda la lluvia

Dios no necesita ver tus rodillas ensangrentadas de tanto rezar, si al final haces daño a tu prójimo, tampoco quiere q te saques la clavícula por cargar los grandes santos, el solo quiere que pienses no en su sacrificio sino en el que su hijo hizo por creer y por tener fe en su padre

Muchas veces siento q me alejo de los rituales litúrgicos y hasta de rezar. No es porque este enojada con Dios o Jesús tampoco se tratra que crea que no me escucha, solo creo q el puso una cruz en cada persona, que hay unos que esa cruz parece que No existe y llegamos a creer q no es justo, pero creo q hay cruces mentales más grandes que las mismas enfermedades crónicas, que la pobreza o los males con lo que lidiamos a diario.

La pregunta seria de que tamaño es la cruz que tu cargas? Ese es el verdadero sacrificio q le ofreces a Dios, no las horas de iglesia, de rituales, o de tratar de encontrar la solución a nuestros problemas orando y no afrontandolos, no digo que no ayude, es respetable de hecho esa disciplina, pero muchas veces pedirle a Dios dame un trabajo, una casa, un carro no se consigue siendo oportunistas sino buscando oportunidades, creando condiciones y sobre todo el no es un Dios de materialidades

Yo no conozco q es lo que quiere Dios y por eso estoy escribiendo recomendaciones subjetivas, lo creo que cada persona conoce su casa, sabe lo q hace falta, la paz no se consigue en aras de como hacerle el mal o mentir a los demás o hiriendo a las otras personas, es que soy buena con x, y, z pero a mi la fulana no esa no merece.... mil insultos poblaron nuestra mente

Tampoco haciendo show baratos, que yo ayudo, cuando lo q hago es ser social y no humana, semana santa es época de reflexión, al menos un día, pensar en que estamos jodiendo a los demás, en que me están jodiendo, y como puedo hacer para alcanzar la verdadera paz
Eso nada mas

miércoles, 25 de marzo de 2015

SENTIRSE FELIZ POR ALGUIEN MÁS...NO TIENE PRECIO


Compartir con una persona varios meses, esfuerzo de cada quien por su lado, ser quien conforme el enojo, o te acompañe en el enojo, ayudar sin pedir ese gracias, creer en la persona y nada más en el interior no en la fachada, conocerle por sus defectos, sus virtudes y entender que muchas veces la gente alrededor es la que destruye, la que crea esa concha, esa barrera entre lo verdadero y lo irreal
Hay límites en las relaciones humanas, entre amistad, entre jefe y empleado y compañeros, pero sobre todo el hecho que uno vea alcanzar la meta y sentirse satisfecho no pq mejoren tus condiciones, no porque te ayuden más adelante sino pq crees q es justo que todos recibamos un poco de felicidad, un poco de satisfacción, que aquellas acciones buenas que has hecho Reciban su recompensa, esforzarse por uno da gusto pero la paz que da a ver contribuido a la felicidad de alguien a que ese corazón haya palpitando de alegría, de orgullo de emoción, ese sentimiento no tiene precio.

Es más piensas que tu aportarte tu poquito, que aunque la persona se muestre modesta ante su logró, tu solo puedas sonreír con los ojos, y sentirse orgullosa.

De la última experiencia política aprendí, que hay gente. Buena y gente mala, los malos se hacen por abuso de poder otros por ambición, otros por la mala experiencia, otros pq hay demasiada envidia, celos, y los que son buenos se pierden porque los defraudan, los hieren, los hacen frustrarse pq sienten que ser buenos no es la regla general


CONOCE TUS SENTIMIENTOS Y LUEGO DECIDES


Muchas veces no apasionamos con causas, con emociones, con personas
Pero todos los seres humanos cometemos errores y no somos infalibles a no hacerlo

Conocernos nos da una ventaja, por decidir qué hacer, muchas veces las personas abonan con su actitud a que escondamos nuestras emociones y   establezcamos una barrera para que no nos haga daño 

La mentira, la envidia, el chambre solo hieren a las personas, solo permiten que estigmaticemos y que no dejemos que los demás no conozcan

Alguien me decía, en una charla de hemodiálisis, ósea de 3 horas la otra me quede dormida, que su amiga le había fallado, que ella, siento  Ser "vergona" como había sido, solo la había llevado a darse cuenta que la amiga jamás lo valoro, pensé q hablaba de una enfermera o de otra paciente y me dijo no es de mi pueblo, ella y yo vamos a clases juntas pero ella hasta me ha dicho cosas para que yo quizás le tenga lastima, sabe me dolió no que no tuviera nada de lo que me decía, me repitió,

Mire que la gente es jodida lupita me decía, mientras sonaba la maquina porque era hora de que nos tomara la presión arterial, continuo diciéndome: Me dolió el hecho que la tonta era yo por creerle y rezar todas las noches por ella y no por mi... la jodida fui yo, mi mamá me regaño por, que ya estaba vieja para andar creyendo en cuentos, que a veces la gente le quiere hacer daño a uno solo porque si...

Hoy le sigo hablando pero ya no como mi amiga, llevamos clases juntas y algunas veces cruzamos un café en la mañana pero yo no iba a dejar que siguiera jugando con mis sentimientos, yo hice la pregunta y nunca la encaro? Ella me dijo y para que, para que se justifique con cosas que ni son o con mentiras o vacíos que no sabe ni donde empiezan ni terminan sus mentiras.

Yo sentí un balde frió, cuando me decía eso y pensé cuantas veces me habrá pasado a mí y yo me he quedado solo con la astilla adentro del alma y que eso me había pasado por no conocer el alma de pollo que tenía yo, que uno tiene que agarrar consejo del que ya vivió, del que ya se jodio, no esperar que a uno lo jodan para poder si así me paso a mí, al contrario la experiencia de alguien mas son lecciones de cómo vivir y qué hacer para subsistir.
Añadir leyenda

martes, 27 de enero de 2015

No me llames, yo te aviso... Es tu cuerpo el que te llama


Esa es una frase que en muchas ocasiones de la vida y en diferentes circunstancias nos han acompañado donde más que bien solo nos hacen sentirnos más tristes y decepcionados que otra cosa
Lo mismo se aplica en áreas en donde tu le dices a tu cuerpo, no me des queja, no me molestes, no tengo tiempo, ni dinero, ni nada de eso que me pides con las alertas
Las alertas pueden venir de un solo sompocio, de pequeñeces como adormecimiento, palides, que siente q te desmayas, pero como somos seres humanos mejor decimos, no si esto es el sol, el calor, el frío, es más le dices cuerpo hay te llamo cuando tenga tiempo para vos, ahorita no puedo
Y todo se posterga, desde ir al médico, hasta hacerse un chequeo, pero parte de nuestro cuerpo se cansa, los riñones, los ojos, el corazón, el cerebro y dice pues si no me desea contestar las alertas, le haré saber de otro modo, ahí empiezan los achaques, y muchas veces como machos sin dueño decimos hay q me jode esta reuma, es la edad, la tanatada de años que uno tiene
A quien no le pasa, en la hemodialisis o diálisis, somos los renales los que uno ve que se descompensan. Por los desarreglos del fin de semana o aquella fruta que se nos atravesó y nos seducio a su sabor
Es probable que muy pocas veces tomemos conciencia de las alertas de nuestro cuerpo, el dolor, los síntomas y todo es porque o no queremos seguir más enfermos o sencillo porque buscamos ocupar ese tiempo para trabajar, estudiar o priorizar alguien que no seamos nosotros mismos
Los renales sabemos que los dolores, las gastritis, el cuerpo se maneja como de porcelana un golpesito y la estructura se parte, se abre, se jode pues
Últimamente así le he dicho a mi cuerpo, mira hay te llamo más tarde, tengo fecha para enfermarme, no me des dolores en los huesos, no puedo atender el problema coccigeneo, tampoco a los ojos, perdonen haber perdidos los lentes y no tener tiempo para la consulta y el examen, también a mi piel, perdonen q la he quemado, que no le he tratado la resequedad, las alergias ni nada. Y no termino de escribir y de decir todo lo que me he hecho, porque la prioridad es otra.
Sí ud puede, no le diga a su dolor le llamo más tarde, sino hágale mi hijo vaya al medico que le atiendan la enfermedad y siéntase bien no deje para mañana lo que puede hacer por vivir mejor hoy.