CUÉNTAME UNA HISTORIA DE AMOR


Este día casi se me sale la aguja de hemodiálisis, pero mi ángel de la guarda se apareció en la puerta y vio mis ojos de preocupación, era mi doctora, que ya he hablado de ella, procedió tan calculadora como solo ella me retiro el esparadrapo y me dijo detente aquí y era q me había empujado la aguja para que no continuara sangrando, y seguía en tratamiento me angustie porque estaba aun dormida, mientras la enfermera atendía a dos pacientes los cuales estaban mal.
En ese lapso la doctora, me menciono un nombre y me dijo ella ya falleció, no se si estaba escéptica, asustada o triste y con ganas de echarme a llorar, solo sabía que era de mucho pesar en mi alma la partida de esa gran mujer
Ayer trate de escribir pero me sentí cansada y me palpitaba el cerebro _cefalea dirían los médicos- ella era una enfermera, puedo cerrar los ojos y sonreír y recordarla con una sonrisa su cabello corto, y de las que me fascinaba que me conectara porque estaba segura con ella, además era una técnico de tantos años, que podía puncionar con los ojos cerrados, además a la hora del receso siempre tomaba su vaso y se iba por un vaso de agua, pues no le gustaba el café le hacía mal pero si le gustaba el pan dulce, no era una mujer dulce todo lo contrario era un mujer fuerte, valiente, y que hacia hincapié en que uno era responsable de sus propios actos.
No se daba por vencida, ni el catéter más difícil la hacía vencer, es mas recuerdo que a mi y a don ramoncito nos había enseñado como ponernos para que diera el flujo correcto, me regañaba al principio porque decía que yo era muy inquieta, pero a la vez me alagaba porque decía que me veía muy bonita pese a estar muy delgada y en tratamiento.
Ella estuvo ahí para mi cuando, me sentí triste, cuando me sentí sola, cuando me dijeron ingresa a hemodiálisis y me sacaban a pasear en silla de ruedas, se detenia y me acariciaba, pero también estuvo ahí para regañarme, por el exceso de líquidos, para subirme el jeans cuando me acalambraron por causa de un edema de pulmón, para decirle a mi mama cuide a la niña,.
Cuando no me trasplantaron y tuve problemas de corazón (ninguna afección cardiaca) estuvo ahí, para decirme, pórtate bien y me cuidas al paciente de enfrente, también me conto una historia muy bonita de una joven que se había casado en una iglesia en un pueblo, con la ropa normal, sin fiesta, sin mayor arreglo, solo los dos jurándose amor eterno, que luego vinieron los hijos pero el siempre estaba ahí para ella.
Además me dijo que era inmensamente feliz y que yo tenía derecho hacerlo, que la vida era corta y que nada mas importaba que lo que yo pensaba y sentía, que me enfrentaba a un hecho de vivir en una maquina pero que habían personas que tenían muchos años y seguían ahí, luchando, que yo era idealista y que ella también lo era que tenía dos hijos, a los cuales amaba su esposo y una maleta llena de sueños, y de experiencia para compartir.
Tan animada la sra de Ayala, enojona para algunos, estricta para otros para mi parte de la corte de angeles que Dios envio para formar mi nuevo camino, los últimos meses empezó con una tos extraña, tanto que se quedaba afónica, lamentablemente tenia cáncer ya muy avanzado no dejo de luchar hasta el ultimo momento, alguien me dijo que no la fuera a ver porque no era la sombra de lo que siempre fue y que mejor la recordara con el amo y la fuerza que ella reflejaba, una vez encontró a mi mama ya estaba en quimioterapia pero pese a que estaba mal no dejo de ser especial y de preguntarle a mi mami por mi.
Angelito que estas en el cielo, mi dilia querida te envio una oración y en el cielo habrá una gran unidad de ex pacientes renales con los cuales viviras experiencias, si ves a mi tio dile que herede lo de ser león cobarde, gracias por enseñarme a ver como las agujas perforaban mi piel a dejar de pensar en el miedo y pensar en que hecgo de lo correcto de la posición de agujas

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA