PASTILLA CONTRA EL DOLOR AJENO..QUIEN LO ENTIENDE?


Entender el dolor ajeno, es poco común, siendo que muy pocas veces pensamos en lo que las demas personas pasan, y dicen que para ser escritor no importa lo cansado que estés lo mal que te sientas debes sentarte y escribir una líneas
Esta líneas se las dedico a Salomón un niño de tez pálida, con unos ojos hermosos, triste pero con una fortaleza que demuestra que es un gran hombre, lo he conocido muy poco creo que dos veces lo he visto y su papa ha hablado conmigo más veces, es un adolescente en hemodiálisis que atraviesa no solo el hecho de padecer la insuficiencia renal sino adaptarse a sus cambios hormonales, al entrar a la unidad lo vi, me llamo la atención creo que él pensó que yo era familiar de alguien o visita, sobre todo porque era de esos días que uno anda con una sonrisa porque si, el delgadito, serio, pienso en él y sonrió, necesitaba un taxi y las enfermeras estaban ocupadas, yo me ofrecí a pedirlo así que Salí a la sala de espera y le indique al padre que el taxi ya venía por ellos, después que él se retiro para no ser indiscreta empecé a preguntar por él, de que medico era, a raíz de que estaba ya en hemodiálisis, en fin, como diría mi doctora el cuadro del niño, pero por la tarde el regreso yo estaba conectada y recién despertaba de mi sueño de tres horas y medias, el padre ingreso a la unidad y me veía y me veía, y creo que no sabía que decir, en realidad no me gusta que me vean pero siempre la enfermera lo justifica porque estoy bien, y no parezco paciente.
El padre de salomón preocupado por la salud de su hijo le indico que debía poner un antibiótico pues el tenia pulmonía, salomón me sonrió y se encerró en su teléfono, así que ante la cara de preocupación y de sorpresa de su padre al verme le pregunte _no parezco verdad? – el solo me respondió apenado que cuando me vio por la mañana pensó que iba a ver a alguien, pero que jamás pensó en que era paciente renal. Me sonreí y me centré en salomón
Lo tenía a la par, podía ver sus facciones físicas, un caballerito, como dijo la enfermera él era de ilobasco así que era un muñequito mandado hacer, le pregunte si tenía miedo y me respondió que no, pero con una mirada triste, la enfermera trato de romper el hielo y le dijo cuente a la licenciada sobre su novia en la internet y eso le saco una sonrisa picara, solo lupita le dije yo, y él se sonrojo, por estar en hemodiálisis no vas a, dejar de ser tu muchos menos tener admiradores, aja usted ocupa el facebook, el volvió a sonreír, y en medio de su cansadito respirar por la pulmonía le agrado hablar conmigo, termino su antibiótico, el papa le dijo a la enfermera que los medicamentos eran carísimos, que ya vería como harían, pero que estaba resistente la bacteria, él como todo hombre le dijo padre ayúdame q ya me quiero ir, nos vemos me dijo.
Aprendí algo de él, la belleza, la humanidad, trasciende de la edad, y que a veces son más pequeños los que acepten los destinos de la vida, que somos los adultos los inmaduros que buscamos una coraza para escondernos, y nos detenemos a tenernos lastima.
El sábado lo encontré nuevamente, creo que me vio menor porque andaba una camisa infantil, pero por el frio lo dejaron lejos de mí, salió bien se despidió, y me quede con pedirle su BB pin para poder hablar, y que cuando se sintiera mal me dijera, a veces solo nosotros nos entendemos, y por más que intente la familia no puede porque no experimenta nuestros miedos, nuestros temores.
Este sábado, no había agua, llegue tarde pero salomón no llego, al rato sonó el teléfono era el hermano de Salomón preocupado y triste el único de la familia que podría asumir el rol de hacer esa llamada, en la semana él se puso mal, su médico dijo que había ingresarlo en la parte económica del diagnostico, para que le dieran atención inmediata a la ´pulmonía porque se había complicado, el estaba mal, el padre supongo que por aprietos y a sabiendas que en el bloom ya no podía ingresar pues supera la edad límite, lo llevaron al Rosales, ya hoy a las diez de la mañana ya estaba entubado, el hermano de él llamaba para contactar al nefrólogo y que tal vez podía llevar un infecto logo, porque sus padres estaban paralizados de terror. Creo que si Salomón hablara y despertará le dijera que no se preocupen por él, el no tenía miedo, y si su servicio en la tierra ya había terminado pues retornaría al padre celestial.
A mí se me hizo un nudo, y trato de no sentir porque me duele con impotencia, frustración, pero mi alma anota los nombres de esas personas, y solo me queda pedir a Dios mande una corte de ángeles de la guarda a proteger y ayudar a salomón. A darle una mano y que sean ellos por medio de Dios los que decidan que camino debe seguir

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA