Sos libre o no lo sos?

Muchas veces me he preguntado eso de ser libre,
Es posible ser libre, supongo que si
Muchos estamos en libertad ambulatoria y quizás ni eso disfrutamos, porque morimos por estar acostados aconchando nuestras vidas
Pero la libertad me dijo alguien se consigue cuando podes hacer lo que queras
Cuando podes levantar emociones, reprimirlas, cuando sentís,
Pero será que vale la pena ser libre, cuando las cosas son momentáneas, cuando el derroche de vivir nuestra libertad se lleva entre las patas la vida y las almas de los demás.
Libres para que… para vivir, para que sean conchudos o huevudos y te tiren la puerta en la cara, libre para sonreír, para enamorarte para darse cuenta que el silencio después de hacer el amor, es el momento de paz que tu cuerpo cargado de energía ha alcanzado la plenitud.
La libertad es un factor mental muchas veces,  podemos volar a través de libros, vivir a través de historias articuladas en nuestras cabezas que son hechos fantásticos que nada más está ahí, que no importa, lo que crean o lo que sea la realidad.
Ante la simpleza una sonrisa, ante el desprecio un halago, ante el deseo la calma de no reprimirlo, eso incluye la libertad
Ser prácticos en la vida tiene sus ventajas, pero nunca olvides que el que está al otro lado, puede pensar que fue eso nada más un encuentro, un sentir, unas ganas terribles de acabar con la soledad y está tratando de confirmar que es libre, pero en realidad esta encadenado a lo que jamás le permitió vivir.
Las putas son libres, me conto una tuitera, pero si hablamos de las que lo hacen porque quieren, porque el sexo es una forma de autosatisfacción, de autoproclamación, nos damos cuentas que el psiquiatras les dirá ninfómanas, otros que tiene calor uterino, en fin, su libertad se vio condicionada a todos esos traumas, a las malas experiencias a la búsqueda de la conformidad, a sentirse bien no importando con quien, y al final solo ella saben lo solas que están.
Ahora como ser libre cuando vives atado a una máquina,
Es como el preso que usa un grillete que si pasa ciertos límites, aparte de que te rastrearan, te darán una descarga eléctrica para volverte a la realidad  o será como en el pasado que te encadenaban una bola pesada al pie, en donde la única alternativa es cargar con ella para caminar más rápido.
La libertad es física o mental, para un renal puede ser más mental que física, porque atreverse a pensar en que existe esa cadena no permitirá disfrutar un sabor, una emoción, una sensación en donde perder el oxígeno al respirar se convertirá en una aventura, que al final no importa si estas disfrutando o no es la expresión de la libertad a la máxima potencia
No falta, quien piensa en la consecuencia de sus actos, de la libertad que uno pierde y entrega a otros o a las prescripciones médicas que sigue y deja de sentir.
Es el hecho de besar un desconocido apasionadamente y después quedarte con haber cumplido tu propio reto, el de gustarle a alguien, el de sentirte viva, el de que tu cuerpo sea como una flor que exhala su máxima fragancia y permitas que los demás la sientan, esa es tu libertad de sentir, de querer, de amar tu cuerpo y el de nadie más.


Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA