PADRE DE TELENOVELA


Crecí y viví sin la imagen de un padre, esa figura fue sustituida por una madre trabajadora que siempre fue madre y padre para mí, en donde ella era la que salía a trabajar y la abuela era la que cocinaba y su papel lejos de dar amor, era la que estaba pendiente de nosotros en casa.

Hace no más de un año y medio, conocí un paciente nuevo gordito, redondito, hermoso diría el, con unos ojos preciosos verde esmeralda que denota que joven fue un dandi, un rompe corazones, su cabellos rubios y sus mejillas rosadas hace que cualquiera lo vuelva a ver, además de ser un hombre conversador, de crear grupos sociales de amistad.
Tiene tres hijos grandes y frondosos, lo acompaña su esposa, siempre lo vi y lo saludaba y me despedía de él como cualquier paciente mas dentro de la hemodiálisis

Antes yo llevaba a mi madre a la hemodiálisis conmigo, era como el paseo de ella porque iba hacer amigas, estaba ahí mientras yo estaba en mi tratamiento, ella tuvo un accidente se fracturo e hizo más difícil para mí llevarla conmigo porque ya no era  ella la que me cuidaba sino al revés yo le cuidaba a ella, además como lo he repetido ella es una persona que requiere paciencia, así que evito eso y la deje de llevar. Un día de esos que me convención poderme acompañar ya me estaban conectado, y ella iba a ingresar cuando un señor gordo que caminaba con dificultad como bebe le grito Rosa Maria (así se llama mi mamá) y ella se extraño, él le empezó hacer platica, y ella al no saber quién era solo le dijo, disculpe no sé quién es. El respondió, soy padilla, mis hermanas eran tus compañeras cuando estábamos cipotes y fuimos compañeros en la escuela en La Unión, al rato entra mi mama contándome que ese señor era su amigo de infancia, a mi me dio risa, la esposa platicando con mi mama le dijo a los hijos de ella, ella fue novia de su papá, mi madre negó esa afirmación y se defendió con el hasta mal me caí, porque por culpa de él me castigaban

El entro a la hemodiálisis y pidió que nos dejaran cerca, siempre me veía en la hemodiálisis pero como yo voy a dormir no iba hablar mucho, me dijo u se parece a así mama mucho, ah sí le conteste yo, si su mamá jamás me hizo caso, aja respondí yo, si era bien cuadrada ella, así toda enojada y seria, a  todo le respondía con un ujum, aja… en fin el me estaba dando una descripción de ella y debo admitir era mi oportunidad de ser dramática, vivir las novelas que una y otra vez repiten la misma escena, y le dije a mi mama ya cuando me habían sacado las agujas, dime la verdad es el mi padre?? …. A ella le dio risa y me mando a comer mierda.

Sin que él se enterara le cantaba a mi mamá una canción, a escondidas… de……. Y ella solo se reía nerviosa y sabia que si se enojaba ella perdía, a las enfermeras le decía y mi papa, la doctora también sabía que yo lo había bautizado con mi padre, pero el siempre llega tarde y el iba entrando cuando una enfermera me dijo hay que decirle a su papa que venga temprano…. El dijo el qué?... bueno si el padrino trataron de darle vuelta a la historia, y rompí el silencio y le dije si es que Ud. es mi papa por eso nos parecemos, Ud. no quiso una niña, a pues soy su hija abandonada, y si Ud. quiere le dije a la esposa puede ser mi madrasta, lo he perdonado y podemos ser padre e hija.
Así empezó que Don Salvador, le dijeran que era mi papá y en el seguro social a la gente le decía que era su hija y que la vino a ver veinticinco años después de haber conocido a mi mama en La Unión, enfermeras se sorprendieron, algunas creyeron la historia novelesca que el al final termino de afinar en mi novela, ahora tenía un papa en hemodiálisis que era un súper héroe gordito pero lleno de aventuras y de historia y si lo veía bien me parezco a él, por blancos, gorditos, de ojos claros, pero sobre todo era un niño muy grande que no luchaba por dejar de serlo, sino que es parte de la necesidad que tenemos cuando se supone que tenemos todos pero estamos solos.

Papá como le digo yo, le molesta cuando no le contesto el teléfono, y yo le digo acostúmbrese que ni a mi nana me  regaña por eso.
Y a él le gusta el bien vivir, pero la maquina no quiere que esos hábitos los lleve al tratamiento, porque solo lo empeora y la vida no mejora por eso....
Espero escribir mucho mas de el.. porque el un personaje que me hace falta tiempo para pasar con el... porque siempre ocupara un espacio en mi vida y en mi corazón .. eso si se pone muy sentimental cuando ya no quiere seguir a dieta.. quince días de ingreso en el hospital son dos libras menos en su vida
                

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA