Hoy me siento triste…


Jugarle un ajedrez a la pelona, puede ser que tu ganes o sea un jacke mate, un día más de hemodiálisis, y no es que ya no sienta dolor de las agujas, más que me toca ir el 24 y 31 en limpieza de sangre, quedan pocas o nada de ganas de andar celebrando
No hay vacaciones para la diálisis, nunca las habrá, mi problema es el calor, y que apaguen o no exista aire acondicionado es importante para que mi ansiedad no se haga presente, llevo dos hemodiálisis sin dormir porque el lugar no es estratégico, y hay ciertas preferencias que me causan rasquiña.
Hoy en particular me moleste me frustre, porque una persona muy mayor estaba en una maquina cerca, y ella llego mal, seguía mal, y sentía que la diálisis le hacía más daño que bien, me refiero a una persona de ochenta y tanto años, lía casi terminaba mis cuatro horas, y ella empezó a decir que llamaran a la enfermera, que se sentía mal, le atendieron lentamente y solo pasaron un poco de salino, yo veía deteniéndome el brazo porque la aguja que ya había sido retirada pero mi mirada no la pude quitar de la señora estaba justo enfrente, ella respiraba agitada, sudaba helado, no podía ni hablar, y mi corazón también se aceleró porque yo ya he sentido eso, le dijeron no pasa nada, ella decía y suplicaba que le ayudaran, que se moría, pero me enfado la frialdad con la que la atendieron, no se trata de ganado, es cierto que el personal debe tener el control, pero que me dicen de la humanidad para atenderte si yo me siento mal, y llamo al personal necesito que este ahí,  quizás no me puedo expresar al respeto pero en el segundo momento en donde ya había entrado la hija de la señora, quien pensó que su madre necesitaba alimento, sus ojos desorbitados le decía que tenía dolor en el pecho, y solo le abría la boca, y le decía que no quería nada,  que no sentía los brazos, la hija le grito para que atendieran y le pasaron más suero, ella estaba a punto de un paro, y yo vi, yo sentí lo que ella estaba sintiendo, me desespere, es más pedí que me retiran la otra aguja porque le dije no quiero ver como la dejan morir, no es susceptibilidad, pero bien dicen que nadie puede saber lo que siente alguien más, si no está pasando por ese hecho.
Lamentable que los seres humanos seamos visto como un numero más, un cliente más, yo trato y pretendo conocer a la persona que le concedo la guarda de mi vida por cuatro horas, pero me preocupa, el hecho de ser objetiva y ver que estoy sola, y que sería lo mejor que cada paciente pudiera hacerse su tratamiento hemodiálisis en casa, que pudiera ser autosuficiente, porque los pleitos del personal no pueden trasladarlo a los tóxicos, eso hace más difícil el tratamiento, el desinterés de los principales no es culpa de ellos, es normal, se trata que ellos no se prescindible
No solo era una persona mayor de edad, que me recuerda a mi abuelita y la fragilidad de las personas mayores, pero porque portarse así… cansancio, acostumbrado a que se mueran en sus manos no lo sé, solo que son personas las que estamos conectadas a la máquina, que ojala nunca ocupen ese espacio, ni el personal, ni sus familias, no pueden ser un tempano de hielo, sin sentimientos, no se trata de pasarse llorando, se trata de comprender que conectarse a una maquina no es algo divertido, que nuestro corazón va en una banda sin fin, que si no nos cuidamos la banda sin fin eléctrica, nos vota
Y así pasa con la gente que tiene cáncer, leucemia, asma,  diabetes, hipertensión, buscan atención y la sensibilidad te da un número, para atención, eso sí es candidata de atención sino pese a tus dolencias te remiten a otro centro de atención, debemos pensar que esa persona puede ser nuestro padre o madre, nuestro hijos, o porque no nosotros, y no queremos que nos quiten la vida, ni seguir sufriendo, tratamos de vivir con una padecimiento crónico, y la dignidad jamás debe ser mancillada

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA