MI PRIMER DIA DE REPOSO


Aclaro esta es una entrada vieja, que no había podido subir, no es que pase super ocupada, que se es cierto pero hay cosas que no consumen la vida y no nos damos cuenta que estamos dejando de vivirla y de hacer lo que nos gusta
Tuve un accidente, me subí a un lugar un poco alto a bajar un vestido negro para continuar con el luto de mi alma por mi bebe, mi pulgarcito que había ya pasado a mejor vida el viernes de esa semana, creo que fue el peor viernes de mi vida, pero el sábado siguiente a la muerte de él, me bañe por horas y era para llorar y que nadie lo notara, fui por mi ropa, y decidí no llamar a nadie, sino que yo misma lo bajaría, cuando estaba halando el vestido sentí debilidad en las piernas me deslice, y me caí, como dirían toda despatarrada, sentí dolor del mamey aso, pero me quede en el suelo, y solo llame ni siquiera grite por auxilio, me levante, solo quería que alguien estuviera ahí, cuando me interrogaban si era porque extrañaba mi perrito, les dije que no, que puse mal la pata y ya!
Me costaba caminar pero supone que era porqué tuve un desgarre muscular, guarde reposo y me medique, eso fue sábado, pero estaba tan triste que el dolor físico paso a segundo plano y era mas el de mi alma, que no se si era por culpabilidad o era mas bien la necesidad de saber que todo era un mal sueño y que iba a encontrar mi loco caminando y con su mal humor, y sus caricias repentinas cuando llegara a casa.
Domingo me seguía dolió, acorde ir al ortopeda, no quería ir a la emergencia porque si era en el ISSS pasaría horas, me podían querer ingresar, y si era en la privada seguramente me querrían ingresar pero pese aunque parece hotel y hubiese sido como un retiro no es agradable estar en el hospital sujeta a las enfermeras y sus rutinas de toma de presión, temperatura corporal, además de que mi mama iba a dormir en un sillón.
Así que descartada esta posibilidad espere el lunes para ir al ortopeda, pero a la vez planee efectuarme los exámenes, ojo que como toda enferma que soy, que digo persona que lee vi mi síntomas y tenia un desgarre ingle de 2+ y que nada mas iba querer reposo por unos días, los exámenes eran analíticas de sangre tolerancia de glucosa, hemograma, todo en relación a la tiroides, colesterol y triglicéridos, tres pinchones, un bote de dulce caliente asqueroso, que acentuaba mi dolor de la cadera, y me brindaba asco gratuito, por lo que a dos cuadras estaba el consultorio de mi ortopeda, caminaría entre examen y examen para tomar mi numero de llegada.
Camine tres veces ese mismo tramo, renqueando, con dificultad, ya cansada, y el doctor aun no llegaba decidí llamarle al medico y me dijo tranquila en quince minutos estoy ahí, había ya para ese momento diez personas esperando, pero yo era la segunda.
Pase al consultorio, me indico que me acostara con dificultad lo hice, y solo me dijo jum vete hacer una radiografía ya!,  fui hacer el RX me la tomaron, regreso a donde el y solo vuelve hacer jum! Que barbaridad niña, como has andado caminando, me sorprendí y le pregunte preocupada que tengo, me mostro amablemente que tenia un hueso despegado, yo para documentar el hecho le iba a tomar una foto, y pensé cuando me dijo hay no!, ya me va reganar, o me va decir que estoy jugando, tomo un plumón rojo y marco con dos flechas donde esta la fractura en el pubis, me dijo son treinta días en cama, y reposo real, o te ingreso, o te caes y te operare la cadera y eso es peor.
Pero insistió en preguntarme si andaba sola, yo le dije que eso importaba, es que sos una niña y muy inquieta y me da miedo que no hagas caso a mis recomendaciones, solo le sonreí y le dije que no se preocupara que me había aprendido a cuidar sola y que no era un niña.
Salí de ahí, con tres punciones en el brazo derecho, un diagnostico de fractura en el pubis, a la hemodiálisis donde me esperaban otras dos punciones y cuatro horas de un sillón incomodo para mi espalda y mi dolor.
Y después de todo este dolor físico, me di cuenta que seguía triste, que a veces escucho un ladrido, un gruñido y pienso en el, y rueda una lagrima por mi rostro que solo es el dolor de verme triste y sola porque el si era un amigo fiel.
Ahora tengo veintiocho días para estar en casa, guardando reposo, esperando echar raíces,  e ideando un plan para ser autista familiar, continuando la línea de una caja de berenjena, pero con el alma recordando y soñando con verte otra vez….

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA