Arrepentida de mi depresión



Días anteriores estaba triste me sentía mal porque estaba estancada, en el mismo hoyo y con la maquina de hemodiálisis a la par, que era la que me mantendría viva y me recordaría que estaba en dicho hoyo.
Pues un día antes que a la persona la trasplantara, decir hacer una llamada de larga distancia a Dios, hablar con el porque nadie me había podido entender en esos días, me había quedado sin palabras, con una mirada triste y vacía, y una sonrisa fingida, esperando nada mas que le tiempo pasara y resignándome a mi destino.
En la llamada, que fue tomada de inmediato por el creador, me pidió que le contara lo que sentía y que llorara todo lo que quisiera que el no me iba a criticar, y si le reclamaba o lo acusaba a él me iba entender porque estaba molesta y tenia que desquitarme, por un momento vino a mi mente la relación que tuve con esta persona, lo que esta paciente represento para mi, y le dije perdóname Dios, porque sé que hice mal en enojarme no con ella, sino con la vida, ella me admira, ella me ha dado de comer, me ha dado de beber y hasta me cobijo un día de frio, tenia detalles conmigo y siempre estuvo pendiente de mi.
Cuando pensé en todo esto, le dije tienes razón ella se lo merece, y esta haciendo un sacrificio a ella las condiciones económicas le favorecen y a mi aun no, sé que debo ser paciente y esperar hacer algo por los demás, si me mandaste este padecimiento no es un castigo es una señal que debo guardar mi humildad y el respeto por mi prójimo
Que no llevo el estilo de vida que debería llevar, que de hecho es mas normal de lo que muchas personas creen, hasta se me pasa la mano con los abusos, y puedo pensar que aun no estoy lista para ese regalo, y no soy merecedora ni lo suficientemente madura, porque entonces ahí si implicaría un cambio total de vida.
Pregunte por ella, al medico que la trasplanto, a nuestra Dra., ambos me dijeron que todo había sido un éxito de verdad sonreí con el alma, porque ella ya no estará atada a la maquina, seguirá su vida normal, y tal vez el cuento de la hemodiálisis solo fue una pesadilla en su vida, mientras para mi es una realidad y una forma de vida.

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA