DEJAR PASAR EL TIEMPO, ES SOLO VIVIR DÍA A DÍA.


Vivir minuto a minuto y en donde lo único que perdura son los pensamientos y los sueños,
Algunos se quedan en el vivir a diario y descartan todo sueño por imposiciones sociales,
A veces son más los intereses, y que aparentemente es lo razonable y aceptable por nuestra sociedad, y en ese camino abandonamos lo importante.

Parecemos zombis, muertos vivientes cuando solo pensamos y reprimimos esos pensamientos, porque no los podemos externar por el que dirán, será que el receptor de mis sueños crea que soy una lunática, o quizás es la pena de poder alcanzar una meta propuesta.
La única forma que externamos nuestros miedos, nuestros sentimientos es a través de los sueños... en donde podemos vivir a plenitud tanto los miedos como el éxito de nuestras metas.
Cuando abandonamos el pensar en los demás, pensamos en lo que alguien te impone hacer, por cumplir un compromiso laboral, escolar, o de cualquier índole, y donde cada día tus sentimientos y emociones se van encerrando en el sótano, y van poniendo candado a cada puerta, y solo que somos!! Muertos vivientes que dejamos pasar el tiempo y vivimos lo que hay que vivir, en donde los patrones son repetitivos, se trata de darle vacaciones al alma, el que puede hacer usted por el prójimo, el que puede cambiarle la vida a alguien y al final del día tener la satisfacción de hacer algo bueno, algo que le gusta algo que no representa mas que su felicidad y dejar de deambular de forma egoísta y vanal

Sufrimos en silencio,
lloramos en el silencio de la noche,
nos mostramos entristecido en nuestra soledad..
o en el pensamiento... Y no creo que esto sea compasión o auto composición..

Es sencillo sentarse a ver como hay personas que no hacen nada con cualquier pretexto,
mientras otras luchamos y no para que nos admiren sino por el hecho que hay personas que quizás no agradecerán el gesto, pero al menos guardamos el hecho de esforzarnos porque ellos este bien.

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA