NO OLVIDES DECIR ADIOS


Cualquier persona creería que se trataría de una nota en la cual, una mujer le pide a un hombre que al menos al retirarse le diga adiós, que no es hasta pronto, sino el compromiso de ya no verse mas o que en la medida de lo posibles la vidas deje de cruzarse. Pues desgracia de algunos que esperaban un relato de amor no se trata de eso, sino de un sentimiento que anidamos los renales de nuestros amigos.
Pues en los casi cuatro años he visto fallecer a muchas personas, unas mas que otras marcaron mi vida, unos me demostraron que vivían su realidad en un mundo autista donde ellos hacían aun cosas, y vivían el pasado en el presente, pero la parte buena la mencionaban como que había ocurrido ayer, yo me sentaba a escuchar con atención, porque las personas son libros y cada quien cuenta su historia como le gusta uno lo hacen con drama, romanticismo o aventura.
También dentro de estos personajes esta las gente “capechana” que jamás hablaban y con el seno fruncido se acercaban aconsejarme que no hiciera lo desordenes que ellos hacen, y que me animara a la confección de la FAVI; otros en su idioma me contaban lo malos que habían sido con sus esposas y habían hecho sufrir por el vicio del alcohol, las mujeres y el mal humor, y que hoy que ya estaban jodido le podían decir que las amaban, y que su vieja estaban ahí.
Pero también recuerdo a una dulce señora que se arreglaba mucho y que quería comer lo que yo comía, nunca se había casado, vivía sola y amaba estar ingresada porque así no estaba sola, su familia la llevaba a la hemodiálisis pero no tenían tiempo para después. A veces la ponían nada más en la puerta del hospital y alguien hacia el favor de llevarla hasta la unidad.
He visto como calles se deterioran y como en esta guerra por la vida ha habido muchos heridos, muchos caídos en el frente, y unos que seguimos en la lucha. dos personas recuerdo o tengo tan presente como pasaron frente a mi silla, y ellos iban en cama, uno de ellos, se sentó y me dijo adiós hijita, luego doña lolita con mucho frio y bien malita me dijo Adiós, esas fueron las últimas veces que los vi, pues al día o en la noche fallecieron.
Decir Adiós es complicado, porque es mejor un hasta luego, pues no se sabe si uno los volverá a ver, y cuando conoces mucha gente y te relaciona con ellos nace esa incertidumbre cuando se ponen mal, que no quieres despedirte de ellos, porque los estimas, porque piensas que otra vez puedes ser tu, la vida es complicada pero decir adiós lo es más, a veces la vida es tan corta para decirle a los que queremos , a los que odiamos q los perdonamos, y que a veces aprovechamos en ese momento para decir te quiero, o sos especial, o gracias.

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA