EL RETRATO DE DORIAN GRAY


No se trata de una historia de la película, ni del libro, no se trata de la experiencia de la soledad.
Este día me he encontrado sola, no he gustado de molestar a nadie para que me lleve al centro de diálisis ni que me vayan a recoger, tampoco quise hacerme acompañar de mamá pues no la veo bien de salud, además andaba de dark, (ahora le dicen emos) y no quería ir con nadie.
Mi día empezó abordando el bus, buseta, microbús con destino a otra parada que me llevaría a mi segundo hogar la hemodiálisis, siempre me cuesta visualizar los letreros de los buses y ver hacia donde van, en mi país, hay ciento cuarenta rutas para todos lados, y hay 101 a,b, c, d, y e, y todos a diferentes lugares pero pasan por el mismo punto, hoy tenía que fijarme pues la ultima vez me equivoque y anduve en el microbús como treinta minutos abordo dando vuelta en la zona alta de la escalón y lo peor es que me preocupo pues llegare tarde a mi tratamiento pese a ver salido con el tiempo suficiente.
Este día no me equivoque de bus pero si donde me tenia que bajar, y me baje cuadra abajo de lo normal, y tengo ya casi un año y no me había dado cuenta que en la esquina de mi centro de hemodiálisis había una casa abandonada, hasta pensé en un negocio o vivir ahí, bueno continuo con mi relato llegue muy temprano así que me acomode en la grada que está en la puerta con una gran sonrisa pues le gane a todos y a la vez a nadie porque no había competencia.
A los veinte minutos apareció el primer carro pero la paciente no se bajo pues es una señora ni elegante, ni importante pero si con sus comodidades, mejor dicho ella me conoce de cuando era niña pues era mi vecina, pero no ha cambiado mucho la misma señora alta, que trataba mal al esposo, y hoy le da por no hablar cuando no le da la gana pues esta enferma, siempre me observa, pues yo llego con una sonrisa a la hemodiálisis y ella llega hasta en pijamas y de mal humor, es mas le dijo a la enfermera que por que andaba siempre tan feliz, si no era millonaria, estaba jodida, y entonces?
En fin, a los pocos minutos llego un señor paciente también, él como yo andaba en el bm doble pie, y se puso a contarme como le había caído esa enfermedad y que un medicamento le estaba “haciendo crecer los riñones”, ya a estas alturas me sonreí y deje que me terminara el relato y le explique en salvadoreño que estos riñones ya están jodidos y aun no hay gotas que los hagan crecer, que lo único que paso es que uno se da paja,-mentira- y el se sientio tan en confianza y como nunca llegaba nadie a abrirnos la puerta que me conto de su donante que resulta que todo iba bien pero se lo descartaron o mejor dicho lo mandaron a que dejara según los términos de el “De chupar, porque le gusta el guaro y tiene dos meses para no tomar y ver que pasa” la plática enriquecedora pues se da cuenta que cada quien vive en el mundo renal una historia diferente.
Como iban a quitar el agua en la zona, solo me dieron tres horas de las cuatro que se acostumbra en dicho centro privado, decidí que iba ir al cine sola, primero debo confesarlo me dio como pena, pues siempre que veía solo a alguien en el cine pensaba pobrecito no tiene con quien venir, en fin creo que es porque me daba hasta pena comer sola, mejor no comía, pero esa etapa ha sido superada
Esa película siempre me gusto, es un clásico, pero mas allá de la experiencia que represento andar sola en un centro comercial, en el cine, el mensaje de la película es bueno.
Recuerdo una foto que tengo, ojo que no soy ese tipo, ni quisiera serlo, pero los renales nos conservamos, nos mantenemos jóvenes por mucho tiempo, los niños siempre niños, y hay personas que es increíble como se han mantenido en el tiempo, en mi foto me veo muy joven, bueno no es que tenga cuarenta, pero ya debería verme conforme a mi edad a mis veinticinco pesetas, pero me veo como de diecinueve, también hay otra en que no parezco yo, porque me veo muy arreglada y formal, pero creo que la luz me hizo el favor.
Y que tiene que ver la foto de dorian gray, pues a mí me gustan las películas con un toque oscuro, no soy una romántica para eso, o me divierten o me entretienen, pero siempre busco la analogía de las cosas, en este caso es claro, yo vi hace poco un niño trasplantado bueno son niños porque físicamente lo parecen y mentalmente todavía existe mucho de eso, es mas usted puede hablar con ellos y se da cuenta que se sonrojan, se emocionan de cosas que las personas normales no, este niño trasplantado creció en la unidad de nefrología del hospital de niños, hace unos años vi la foto de el, y oh sorpresa solo ha crecido de estatura pero parece un niño.
Un ejemplo de juventud es mi estimada normita, veintiún años de tratamiento no han logrado envejecer, ojo que no exagero, es una persona que es mas sonriente que la sonrisa misma, en mi vida había conocido alguien con tanto espíritu, luchadora no solo por su vida, sino que quiso emprender una lucha cuando aún era joven con una amiga también insuficiente renal para mejorar la calidad de vida de ellos en ese entonces, lo intento, pero ella misma dice que fue un desgate atroz, ir y venir, tocar puerta y que la cierran en la cara sin importar nada, ella supuestamente quiere hacerme la entrega de su esfuerzo, y digo supuestamente no porque no es que yo crea que no hicieron algo, no todo lo contrario, es loable, pero supuestamente porque yo ya la incluí en el barco de la fundación VIDA, y me molesta que diga que ya es hora de colgar los tenis para ella, volviendo a mi tema principal, es increíble que un renal por mas jodido que este se ve joven y se mantiene joven, envidiable no.?
En realidad, lo que quiero destacar es que somos sujetos que al ver una foto la gente nos ve con lastima cuando sabe que estamos enfermos, saben lo que veo en las fotos, que linda soy cada día, que soy como el buen vino, que bien me sienta la enfermedad, y cuando veo a mis compañeros pienso igual, cuando veo a normita mas, sobre todo porque ella se maquilla para ir a la hemodiálisis, interesante, quien se va arreglar para ir a la hemodiálisis, ella sostiene algo muy sabio ese es un trabajo en donde es importante que lo vea bien a uno.
La imagen en el cuadro de Ana Guadalupe Batarsé, dice mucho hoy, he aprendido amar la vida, la soledad, la compañía, las amistades de la web, a no enojarme porque si, y el alma que veo en ese cuadro se hace más bonita cada vez que hago por la fundación, no por mí, es mas siento que he abandonado las proyecciones profesionales, pero aun no es tiempo de retomarlas al cien por ciento, y espero que esa foto se quede así con la mirada llena de luz, una sonrisa como la de la mona lisa, y de orgullo renal, que el día que me trasplante, por si pasa, y si no se puede escribiré sobre ello, mi alma siga bella, y que no mute en el egocentrismo, en el olvido, porque de ser seguramente pasara lo de la película y la foto empezara a expresar todo lo que no hice, lo fea persona en que me he convertido.
Pero que es la foto de dorian gray en los renales, eso es, que nosotros somos una fotografía que permanece intacta en el tiempo, y que los niños que tanto luchan siguen siendo niños, que su inocencia no la pierden tan fácil y el que es renal jamás deja de ser renal.
Hágase un favor si lee esta nota vea la ultima foto que se tomo y recapacite si esa foto representara vuestra alma, como seria a la fecha, si se asusta no tome un cuchillo eso es la película, ni la queme, mejor tómese el tiempo de empezar a cambiar no proponiéndoselo sino haciendo algo por el prójimo, dejando las vestimentas, las poses, saque su ángel aunque no sea navidad, ese debe estar afuera, ser bueno no es malo, hay que ser cauteloso pero no hay que condenar a esa fotografía a hacerse más fea cada día, o sino opte por no tomarse fotos y no leerme..

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

CÓDIGO UNO

ME DUELE EL ALMA