Ir al contenido principal

EL INVENTOR





Willem Johan Kolff, médico y 'padre' de los órganos artificiales

"Los órganos pueden recrearse", decía Willem Kolff, el médico holandés establecido en Estados Unidos desde 1950, que murió el 11 de febrero en su casa, cerca de Filadelfia, a los 97 años. Era su máxima favorita, y a ese esfuerzo dedicó su vida profesional con resultados imprescindibles.
Fue el inventor de la máquina de diálisis para limpiar el riñón, un aparato que ha salvado millones de vidas en las seis últimas décadas. Creó el primer banco de sangre europeo en 1940, y fabricó una máquina que permitía mantener la función pulmonar y cardiaca durante la cirugía. Pero, sobre todo, buscó un corazón artificial que pudiera implantarse en un ser humano. Lo logró en 1982 y la noticia dio la vuelta al mundo. Con ayuda del modelo diseñado por uno de sus estudiantes, Robert Jarvik, el receptor del ingenio fue el paciente Barney Clark, que vivió 112 días. Bautizado Jarvik-7, el corazón alivió la espera de enfermos necesitados de un trasplante.
Como suele ocurrir, los primeros ensayos de sus inventos fueron de lo más casero. La máquina de diálisis se le ocurrió a Kolff siendo un joven médico residente en un hospital de Groningen, al norte de Holanda. Uno de sus pacientes, de 22 años, se apagaba lentamente por una insuficiencia renal y él quería una forma de sustituir las funciones del riñón. Según la literatura médica, empezó a vislumbrar la manera de filtrar la sangre al observar cómo un envoltorio de salchichas, lleno de líquido y agitado en una solución salina, hacía las veces de membrana para depurar residuos. Era el año 1940 y Holanda acababa de ser invadida por los nazis, así que Kolff se mudó a un hospital rural y empezó a colaborar con la Resistencia. La primitiva funda de salchichas no habría funcionado sin un adecuado flujo de sangre adicional, y los automóviles fueron su segunda e insólita ayuda. Aprovechando el diseño de la bomba de agua del modelo T, de la estadounidense Ford, creó un tambor rodante que mantenía la sangre en movimiento. En 1945, pudo ayudar con éxito a un primer enfermo renal.
Kolff se fue en 1950 a EE UU, con su esposa y cinco hijos, y obtuvo la nacionalidad en 1956. Allí, antes de crear su corazón artificial, concibió una máquina portátil de diálisis para usar a domicilio. Hijo de un médico de cabecera, nunca presumió de sus inventos, que le valieron 12 doctorados honorarios y 120 premios internacionales. En 1990, la revista estadounidense Life le consideró uno de los compatriotas más importantes del siglo XX. Aunque murió lejos de su tierra de nacimiento, pidió que sus cenizas fueran esparcidas en Kampen, la población holandesa donde puso en marcha su primer aparato de diálisis.

Entradas populares de este blog

Marihuanol, pomada de marihuana...

Extraño título, solo es el nombre de una pomada para los dolores musculares que esta supuestamente hecha con extracto de marihuana y mentol, la verdad es vaselina con mentol y alcanfor pero los hierberos les ponen mariguanol, y es buenísimo para los calambres conocido por los renales de la privada porque la gente de los pueblos la llevan para sus familiares y hasta la gente de la ciudad les compra para poderse poner cuando los calambres atacan. Mil veces vi aplicarla, y hasta hace un par de días, me la pusieron a mí porque motivo no aguante y por no llorar deje que me echarán en el menjurje ese...la verdad me recuerda a la persona que lo llevo por primera vez a la hemodiálisis es una señora de complexión delgada, pelo largo, muy amable, era de un pueblo que la insuficiencia había atacado con saña y alevosía, que casi no hablaba con ella porque yo llego a dormir a la hemodiálisis, por eso de mi ansiedad, eso sino dejaba observar que a veces me veía y me decía que bonita estaba, que…

CÓDIGO UNO

Sentir una presión en el pecho, una aflicción que embarga los corazones, dar un salto del susto, entristece muchos ojos sin dueño del código... Es la lucha entre vivir y dejarse vencer

A cabo de escuchar en el parlante código uno, solo vi que las familias que esperaban se vieron entre si con angustia esperando que dijeran donde era la emergencia, esta ocasión no era la unidad de hemodiálisis, sino la máxima urgencia que albergaba en un catre la lucha de algún paciente.

Así que si alguna vez esta en un hospital y escucha código uno, y ve correr muchos médicos a una sola sala, recuerde hay alguien luchando por salir, o dejándose vencer, y los que corren son ángeles a tratar de arrebatar de las guerras de la muerte a ese paciente.

La primera vez que presencie un código uno, fue impactante, pues la persona estaba teniendo un paro, en la máquina, solo veíamos correr gente de todos lados a la unidad, médicos, enfermeras, hasta una camilla, hacer labor de resucitar y uno aun conectado sin saber…

ME DUELE EL ALMA

. Esta es una expresión q supongo a mi familia le da temor, pues pueden creer que me siento mal pero en realidad no se trata de eso sino que a veces somos tan insensibles con el dolor de los demás únicamente pasamos de largo sin mirar ni siquiera a los lados.
El sábado estaba muy eléctrica pues tenia que ir en bus muy temprano al centro de hemodialisis y como siempre me confundo, me extravió de ruta debo de estar al pendiente, además que si se que ando sola prefiero que me conecten temprano y asi saldre temprano y no me encontrare con trafico, bus llenos ni nada de eso.
Me abren la puerta entro como siempre saludando y lista para enceder el aire, pero ya habia alguien adentro, don manuel, el cual ha pasado por una crisis que el solo representa el milagro de la vida y las ganas de vivir, en un relato anterior lo mencione, el estaba ilusionado con el transplante, tubo un recaida como diria la gente, pero en esta se complico todo, tenia endocarditis, que es una bacteria o infeccion en el …